MARISABEL PROFESORA

Inicio » Posts tagged 'destacada'

Tag Archives: destacada

ENTRADAS RECIENTES

Bendición desconocida. Robert Barron

Pensé que si Pedro y Pablo hubiesen tenido Internet, lo habrían utilizado. Si quieres llevar el Evangelio a todas partes, debes usar todos los medios a tu disposición.

Robert Barron

Bendición desconocida: Los tres caminos a la santidad es una charla realizada en 2005, donde el padre Robert Barron, obispo y teólogo, reflexiona acerca de la belleza de Jesús. Sostiene Barron que a través del conocimiento del amor de Jesús derramado sobre cada uno de nosotros, que nos sana y nos llama a una misión, recibimos una inaudita riqueza de bendiciones de parte de Dios.

Según Barron, los tres caminos a la santidad son: 1) Encontrando el centro. 2) Descubrir que eres un pecador. 3) Darte cuenta de que tu vida no se trata de ti. La charla ha sido divulgada por TV –a través de EWTN, Red Católica Mundial– en tres partes, cada una con la exposición de un camino. También se encuentra disponible en un DVD producido por Word on Fire, red multimedia para evangelización católica fundada por Barron. (más…)

Anuncios

Quod visum placet. Rafael Tomás Caldera

Y ágil, humildemente,
la materia apercibe.
Gracia de aparición:
esto es cal, esto es mimbre.

Jorge Guillén. “Más allá”, Cántico

1

1200px-Sagrada_Familia_01

Las torres de la Sagrada Familia

Esplendor de la forma, según la doctrina clásica, la belleza es de captación inmediata. Lejos de requerir un proceso de análisis racional –siempre posible après coup— se da con la evidencia de un presente a los sentidos inteligenciados del ser humano. A la vista y el oído, de modo particular, más dispuestos por naturaleza a la percepción de esas formas en cuya apariencia misma encontramos un bien. Porque se trata de eso, en primer término: como lo dijera Tomás de Aquino, en una de sus lacónicas fórmulas, lo propio de lo bello es que in eius aspectu seu cognitione quietetur appetitus, que en su aprehensión se aquiete el apetito.

Así, bello será quod visum placet: lo que visto, agrada. Aquello en lo cual el afecto encuentra su reposo y su alimento, pero no por la sustancia misma del sujeto contemplado o por su posesión real sino precisamente en cuanto contemplado. La belleza resulta de esta manera una propiedad intermedia entre la verdad y la bondad de los seres: es un bien ciertamente –esto es, objeto de apetición–; pero un bien en su aparecer, sin que se reduzca a esa mostración propia de la verdad. Donde se descubre el ser mismo del sujeto, su esencia y propiedades.

Por eso, podemos insistir, lo específico de la belleza es colmarnos con su aparición. De allí también la inmediatez con la cual se nos da o con la cual es captada. Sería un extraño error, en verdad una suerte de category mistake pretender que el reconocimiento de algo bello exija previamente una comparación de su realidad con las notas de su propia esencia, a fin de determinar si, en efecto, se halla completa, íntegra. ¿Habríamos de medir primero el edificio y comparar sus proporciones con algún canon o sección áurea para poder afirmar luego su hermosura? Al margen de su densidad real, las razones pueden llevar a tales aporías, casi de juego dialéctico. Entendemos pues que la doctrina clásica coloque entre las propiedades de lo bello -o sus momentos constitutivos–, junto a la integridad y la proporción, la claridad. Lo bello es claro: la claritas la pertenece máximamente a la belleza. (más…)

Resumen de Historia del arte

Yo entiendo la valoración del arte como una cuestión de fe. No creo que esta conclusión contradiga mi compromiso con la razón. Ya que aquellos que valoran la razón, también deben ser conscientes de que ésta es limitada.

Ernst H. Gombrich. Sobre la interpretación de la obra de arte

 

Arte prehistórico

(más…)

Teatro medieval. Misterio de Elche

Misterio_de_Elche,_La_Mangrana

Descenso del ángel en la Magrana

En el contexto teatral, los misterios medievales son dramas sacros que ponen en escena pasajes de las Sagradas Escrituras. Por su carácter arcano y simbólico pueden considerarse herederos de los rituales celebrados en Eleusis, en la antigua Grecia, relacionados directamente con Deméter y su hija Perséfone, e indirectamente con Dionisos, hijo y esposo de Perséfone.

El Misterio de Elche (Misteri d’Elx en valenciano) recrea la muerte, asunción y coronación de la Virgen María. De autor anónimo del siglo XV, se escenifica anualmente –de manera ininterrumpida desde entonces– en el interior de la Basílica de Santa María, en la ciudad española de Elche. Consta de dos actos o jornadas: la Vespra (Víspera), que se realiza el 14 de agosto, donde se representa la muerte de la Virgen María, y la Festa (Fiesta), que se realiza el 15 de agosto, donde se representa su asunción y coronación. Todos los personajes son interpretados por varones para respetar su origen medieval que prohibía la aparición de mujeres en este tipo de representaciones. Salvo algunos versos en latín, el texto está escrito en valenciano antiguo. La música es una amalgama de estilos de diferentes épocas que incluyen motivos del Medievo, Barroco y Renacimiento.

En 2001, la Unesco lo declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.


Página oficial del Patronato Nacional del Misteri d’Elx 

Catarsis

Zeus puso a los mortales en el camino del saber, cuando estableció con fuerza de ley que se adquiere la sabiduría con el sufrimiento.

Esquilo. Agamenón

Aristóteles dice en Poética (capítulo 6):

Tributo a Sófocles. "Yo nací para amar, no para odiar". Antígona

Tributo a Sófocles, por Fikos

La tragedia es, pues, imitación (mimesis) de una acción (praxis) de carácter elevado y completa, en un lenguaje agradable, llena de bellezas de una especie particular según sus diversas partes, imitación que ha sido hecha o lo es por personajes en acción y no por medio de una narración, la cual, moviendo a compasión y temor, obra en el espectador la purificación (catarsis) propia de estos estados emotivos.

A continuación, algunas consideraciones acerca del significado de catarsis.


Catarsis según Ángel Cappelletti

Introducción a Poética, p. XIX (traducción de Poética publicada por Monte Ávila, Venezuela, 1984)

Para nosotros la καθαρσις trágica se vincula con la virtud, pero no con la virtud ética sino más bien con la dianoética. No implica destrucción de las pasiones ni conversión de las mismas en hábitos virtuosos mediante el logro de un justo medio. Tampoco se reduce a una práctica higiénica, o algo así como una purga del alma, o un método psicoterapéutico o psicoanalítico. La καθαρσις se produce en la tragedia mediante la elevación de lo singular a lo universal, mediante la sustitución de la compasión y del temor, que afectan individualmente a cada espectador, por la compasión y el temor considerados universalmente, ya que la poesía no se ocupa de los individuos sino de lo universal. Para el filósofo se trataría de transferir las pasiones desde la parte irracional del alma a la parte intelectual; de hacer a las pasiones (compasión y temor) objeto de contemplación. El gozo que surge del acto contemplativo es el gozo supremo a que puede aspirar un hombre, ya que la contemplación de la verdad y la posesión de la virtud dianoética es el fin más alto de la vida humana. Quien sea capaz de contemplar las pasiones «sub specie aeternitatis», es decir, en su esencia, en lo que tienen de necesario y universal, se olvidará de sus propias pasiones y podrá reemplazar la inquietud y el dolor que estas le causan por la serenidad y el gozo que le da el conocimiento puro. Sin embargo, al hablar de la tragedia y de su efectos catárticos, el estaragita no está equiparando de un modo absoluto el disfrute del arte con la contemplación filosófica. Establece más bien una especie de analogía por la cual el espectador de la tragedia es asimilado al filósofo. La prueba de ello es que, como el propio Aristóteles reconoce, la contemplación pura (θεωρια) está reservada para una ínfima minoría, mientras de la contemplación trágica podrán participar todos los ciudadanos.

(más…)